Muchas veces en la vida renunciamos a los sueños por miedo, por sentimiento de insuficiencia o simplemente por pereza. La pregunta es… a ti cuanto te pagaron por renunciar a los tuyos?

Porque muchas personas parece como si les hubieran pagado para perder, para fracasar y para rendirse. Realmente vas a renunciar a lo que siempre has querido? Justo cuando lo tienes enfrente? Si tu respuesta es si, que lastima.